Alquiler de apartamentos rurales en Asturias y agroturismo

Todos los servicios para que pases unos días inolvidables

  • Wifi gratuito

  • Parking individual

  • TV pantalla plana

  • Admisión de mascotas

Nuestros clientes cuentan su experiencia en Casa La Piedra

Tu opinión nos interesa

Trato familiar y muy cercano. El sitio tiene unas vistas impresionantes. Nos informaron de un sinfín de actividades para hacer por la zona y de los mejores sitios para saborear la típica cocina asturiana.

Un lugar situado en un entorno precioso, muy tranquilo, en plena naturaleza y muy bien comunicado pues está cerca de todo: Cangas de Onís, Covadonga, Arriondas…. Está en una preciosa aldea llamada Collía y allí todo son prados, vacas y paz.

Nos sentimos como en casa, muy independientes. Los accesos inmejorables y muy fácil de encontrar. Los apartamentos están recién construidos y muy bien equipados. Volveremos

El apartamento cuenta con todo lo necesario para hacer que la estancia sea una experiencia muy agradable en un entorno maravilloso

Las vistas son espectaculares, todo rodeado de prados al pie de una montaña. Se respira tranquilidad y es muy fácil llegar. Además disponen de aparcamiento individual en la misma entrada del apartamento

Tiene una ubicación perfecta para poder visitar las zonas más conocidas del Oriente de Asturias. Los apartamentos son muy nuevos, están acabados de construir y están muy bien equipados.

Viajábamos con un bebé y nuestro perro y todo fueron facilidades, con un trato muy cercano, agradable y dejándonos la libertad que todo viajero quiere. La casa es muy confortable, está muy bien decorada y limpia.

Buscábamos unas vacaciones rurales y lo conseguimos. Rodeados de vacas, verdes prados y montañas pero cerca de infinidad de sitios a los que visitar y conocer Asturias. El apartamento muy confortable, con todo lo necesario para una estancia inolvidable.

Vacaciones para el recuerdo. Todo como esperábamos: limpieza, tranquilidad, vistas impresionantes, un trato inmejorable y unas excursiones a gusto de todos. Volveremos.

Estuvimos en agosto y nunca lo olvidaremos. Nuestra hija disfrutó recogiendo arándanos riquísimos, viendo a las vacas pacer por los prados y nosotros disfrutamos de la paz y el sosiego que allí se respira. Los dueños nos hicieron sentir como en casa. El apartamento nuevo, con todo lo necesario y más, limpio y decorado con mucho gusto. No nos queríamos ir.